Konohana Family Boletín Informativo Numero 100〈Español〉

 
¡Es el mayor cambio en la historia humana!

¡Finalmente ha llegado el momento de corregir la trayectoria de la humanidad!

Las personas que viven en la era actual han caído en una forma de pensar “egocéntrica” ────
¿Puedes liberarte de este hechizo?

 

 
La Tierra, un planeta creado por consenso universal

Vivimos en el Universo.

En el Universo, todo está conectado, es fluido y armonioso. Cada uno de los numerosos planetas en la inmensidad del espacio tiene una individualidad original que lo distingue de los demás. La diversidad de los planetas interactúa entre sí, mantiene un equilibrio perfecto en una escala magnífica y se conectan entre sí como si estuvieran tocando la misma sinfonía vibrante y armoniosa.

La Tierra nació del consenso del Universo.

La Tierra es una miniatura del Universo. Fuego, agua, tierra, aire, viento, minerales, microorganismos, plantas, animales; hay una multitud de elementos naturales con funciones distintas, que desempeñan roles que no pueden ser reemplazados entre sí, y crean una red prolífera de vida llamada el “Ecosistema de la Tierra”. Esta red de vida está unida por un movimiento perpetuo que ha evolucionado durante los últimos 15 mil millones de años, desde la formación del Universo, poco después de la formación de nuestra galaxia, hasta hace unos 4,6 mil millones de años, con la formación de nuestro Sistema Solar y el consiguiente nacimiento de nuestro planeta. La Tierra se ha convertido en un planeta de gran fuerza vital, único en el Universo.

A la vanguardia de la evolución, los humanos aparecieron en la Tierra. Una especie única entre las millones que existen y han existido en este planeta.

En el pasado, los humanos recibían instrucciones de los planetas, interactuaban con la naturaleza y vivían en un ciclo ecológico con muchas otras formas de vida. En ese momento, los hombres sabían íntimamente que eran parte de este gran Universo y que sus vidas venían y dependían del ciclo del cosmos. Sin embargo, nuestra especie apareció al final de un largo camino evolutivo y se desarrolló con una velocidad sin precedentes. Los seres humanos ahora influyen masivamente en el ecosistema de este planeta, que perpetúa su movimiento absoluto de acuerdo con los mecanismos del Universo.

 

 

Fenómenos naturales extraordinarios son mensajes para despertar

Por su enorme ego, los seres humanos tienen una percepción muy diferente de otras especies.

La Tierra, el planeta de la diversidad, tiene muchas formas de vida únicas. Para las otras especies hay poca diferencia entre los individuos. Cada ser, aunque existe según su propia voluntad, desempeña un papel como miembro de su especie y muere sin abandonar el ciclo que conecta a todos los seres vivos: el “ecosistema terrestre”. Pero a los humanos se les han dado características tan diferentes en su especie que su singularidad les impide darse cuenta de lo que los une a sus semejantes. Si en el pasado eran conscientes de la existencia de un “conjunto”, hoy han olvidado que hacen parte de este vasto mundo. Los humanos ahora priorizan el cumplimiento del propósito individual en lugar de servir al todo como especie.

Los seres humanos tienen una creatividad incomparable con otras formas de vida. Se han dado cuenta de los deseos que brotan de ellos al utilizar sus habilidades. Sus deseos crecen a medida que se hacen realidad, y su ego aumenta continuamente. Como resultado, los humanos han olvidado la existencia de las estrellas y de comunicarse con la naturaleza. En cambio, comenzaron a expandir el mundo artificial, que nutre solo su propio interés, mientras ignoran muchas otras vidas.

Actualmente, el mundo creado por el hombre moderno es muy negativo porque los individuos se dan prioridad a sí mismos y captan lo que les llega solo desde su perspectiva personal. Entonces, si hay algo que no les gusta o que no coincide con sus preferencias, lo consideran un objeto extraño, lo niegan y lo discriminan, o lo atacan como un enemigo. Incluso la protección del medio ambiente y los movimientos de paz corroboran la intolerancia al negarse y oponerse entre sí. Si algo no cumple con sus estándares, se convierte en un objetiva para ser negado e incluso destruido, ya sea un individuo, una nación o incluso la naturaleza.

Sin embargo, la fuerza vital del mundo abraza a los seres humanos. Se compone de una multitud de formas de vida diversas, sin negar ninguna de ellas, y respalda la singularidad de cada rol. Si los humanos adoptaran una perspectiva extraterrestre, seríamos conscientes de que la Tierra es un lugar donde todo se comparte y coexiste de acuerdo con el medio ambiente. Entonces nos daríamos cuenta de cuán extraña y ridícula se ha vuelto la forma de vida actual de la humanidad, porque existimos solo para nosotros mismos y no pensamos en los demás. Aunque tenemos facultades superiores a cualquier otra vida en la Tierra, los humanos contaminan el medio ambiente, hieren a otras especies y se matan entre sí. Es completamente inadecuado para el desarrollo de este mundo y dañino para el ecosistema; y como tal la naturaleza se está librando de lo que ya no sirve a la armonía del todo.

En lo que respecta al presente, el mundo evoluciona según la selección natural. Nos damos cuenta de esto basándonos en seis extinciones masivas que han ocurrido en los últimos 600 millones de años. Si miramos la historia de la Tierra, varios desastres naturales sentaron las bases para la próxima etapa de la evolución. La palabra “extinción” puede causar temor o pavor en aquellos que están obsesionados consigo mismos porque piensan que se arruinarán y se perderán. Sin embargo, lo único que puede sanar la Tierra es su metabolismo natural para que pueda continuar en armonía con los principios del Universo. Aunque este movimiento ya ha empezado, los humanos están tratando de corregir la crisis a través de medidas superficiales. Usan sus facultades para acumular contradicciones con otras especies, lo que solo empeora la situación.

 

 

El capitalismo, un sistema de distribución de abundancia global que lo lleva a la bancarrota

Si la Tierra fue creada por consenso del Universo, debe haber habido una intención cósmica para crear la Tierra. Pero entonces, ¿por qué el Universo “dio a luz” a una criatura tan extraña y ridícula como los humanos?

El capitalismo es un factor importante que ha contribuido a la influencia de la negatividad actual. En el pasado, la abundancia era dada por la naturaleza, y los humanos podían recibirla y honrar la naturaleza. Sin embargo, a medida que el capitalismo creció, la abundancia se convirtió en algo adquirido por la competencia. Y a pesar de que las personas han superado y cumplido sus deseos, no son felices. Generalmente, una vez satisfechas, tienden a mantener su satisfacción indefinidamente. Y alimentan su ego en busca de una mayor satisfacción, en consecuencia, permanecen insatisfechos. Si bien la competencia en la humanidad ha generado un fracaso, los ganadores tienen un fugaz sentido de superioridad y, cuando se acostumbran, se obsesionan con el éxito.

Como si toda la sociedad se hubiera hundido en un estado de adicción a las drogas, el mundo artificial se está expandiendo de manera uniforme y avanza en una dirección sin ninguna perspectiva. Además, quienes controlan la sociedad y desarrollan el mundo artificial sin prestar atención a la naturaleza son considerados “personas exitosas”. Sin embargo, estas personas no pueden ver que la sociedad en su conjunto se siente atraída por su destrucción porque son consumidas por su impresión superficial de éxito.

Los individuos están completamente perdidos en la idea de que la libertad y la abundancia existen solo para satisfacer sus deseos personales. Para controlar a las personas codificadas que no pueden vivir en armonía sin obedecer las reglas, el gobierno ha creado leyes y las ha aplicado de manera uniforme a todos. La gente ha entendido mal que la libertad significa que pueden hacer cualquier cosa siempre que no violen la ley, lo que les permite actuar libremente para cumplir sus propios deseos. Como resultado, la Tierra ahora está llena de problemas, y algunas personas continúan practicando la ciencia moderna, incapaces de encontrar las causas o soluciones. Y si bien son buenos para subdividir las cosas y analizarlas una por una con alta precisión, no tienen la capacidad de conectarlas de manera integrada y discernir la naturaleza detrás de los fenómenos. Los medios de comunicación crean sensacionalismo y se centran solo en problemas superficiales, pero los políticos y las masas se critican con entusiasmo. Eso ha creado otro callejón sin salida porque la sociedad no resiste la creciente discordia. Desafortunadamente, nadie sabe cómo cooperar y resolver problemas juntos.

Es el resultado de los humanos que han olvidado que son solo uno de los seres vivos que componen a la naturaleza. Han olvidado son los cuerpos celestiales y la naturaleza que les da vida. Siguen insistiendo en sus afirmaciones egocéntricas sin ver que es la fuente de los conflictos, de la destrucción del medio ambiente y del creciente empobrecimiento global. Este es el destino del “pensamiento egocéntrico” en el que todas las personas modernas han caído. A menos que la humanidad se libere del hechizo, la Tierra nunca se convertirá en un mundo mejor.

 

 

El ego desbocado es un tema global provocado por la humanidad

Ha llegado el momento de que los humanos regresen al comienzo de la vida. Una vez más, ampliemos nuestra visión a la del Universo. Obviamente vivimos en el Universo. En el Universo todo está conectado, fluido y armonioso. Está nuestra galaxia, gobernada por las leyes de este gran Universo, nuestro sistema solar y la Tierra. Los humanos vivimos dentro de este ecosistema de preciosa belleza expresada en la Tierra. Si esta ley cósmica se perturbara y no se pudiera mantener el equilibrio actual, nuestra existencia sería breve. Todos los seres, incluidos los humanos, están vivos bajo esta gran ley cósmica, y es natural que respetemos la ley de esta gran fuente de vida.

Nuestros contemporáneos están fascinados por lo que tienen frente a ellos, como el dinero y los bienes, por lo que su conciencia física se vuelve muy fuerte. Por lo tanto, si el medio ambiente está contaminado, desarrollan nuevas tecnologías para limpiarlo y, si hay situaciones conflictivas, negocian para responder a los intereses de todos. De esta forma practican la resolución de problemas, obteniendo resultados físicos para fenómenos físicos. Sin embargo, la esencia del Universo se basa en la espiritualidad, no en el mundo físico. Hay una profunda espiritualidad detrás de todo lo que sucede, y en base a este principio se expresa el mundo físico. Cuando cado uno se da cuenta de esto, sabrá que la actitud detrás del funcionamiento de los humanos modernos es porque están sesgados en la fisicalidad. Esta idea ha creado contradicciones que toman la forma de fenómenos. Antes de tratar de resolverlos usando medios físicos, primero considere la preocupación de su mente, corríjala y regrese a la esencia del Universo. Así, los fenómenos físicos se volverán extremadamente pacíficos y las contradicciones se resolverán naturalmente porque la esencia del Universo está compuesta de bondad, amor y armonía.

Nuestros contemporáneos creen que el mundo está controlado por seres humanos y que sus deseos gobiernan el mundo. Sin embargo, la verdad es que la Tierra fue creada por el consenso del Universo mucho antes del nacimiento de la humanidad y continúa siendo guiada por el funcionamiento espiritual del Universo a lo largo de su evolución perpetua.

Tal cosa puede estar más allá de la comprensión de las personas modernas que ven el mundo de una manera egocéntrica, pero ahora estamos en una Nueva Era: el siglo XXI. Y los humanos estamos en un punto de inflexión importante. ¿Elegiremos continuar viviendo el estilo de vida egocéntrico del siglo XX que nos llevará a la ruina? ¿O daremos un paso hacia el próximo milenio y pasaremos al siglo XXX, reconociendo que somos seres universales?

Desde la revolución industrial, la forma de vida de los humanos ha experimentado un tremendo desarrollo. También fue un momento en que el potencial de las facultades humanas estaba bajo observación. La naturaleza ha aceptado las acciones de la humanidad, pero eso no significa que continuará permitiendo que los seres humanos persigan sus propios deseos y perturben el orden del Universo. Pero ahora es el momento para que los seres humanos aprendan qué sucederá si continúan en este camino. Si corregimos fundamentalmente las actividades de la humanidad, que están creando la situación actual en la Tierra, debemos darnos cuenta de que todos somos representantes de la humanidad. Este no es un problema ambiental, sino un problema relacionado con el egocentrismo de todos los seres humanos.

Para superar los excesos del capitalismo, la solución no está en un nuevo sistema político o económico para resolver estos excesos. Ya se ha intentado, por ejemplo, a través del comunismo. El resultado fue que las personas que defendieron el comunismo como ideología fueron consumidas por el mismo sistema que habían creado. En lugar de superar los problemas del capitalismo, crearon una sociedad sin espiritualidad individual que administraba de manera uniforme a las personas. Este tipo de idealismo se ha convertido solo en un cambio de teoría, pero no en la práctica. Como puede ver, no importa cómo tratar de crear una nueva ideología y tratar de mejorar el mundo, si no corregimos fundamentalmente el espíritu que crea el problema, todos los intentos se convertirán en una mera crítica del sistema, pero nada cambiará.

Entonces, ¿en qué deberíamos enfocarnos cuando miramos la causa raíz? La espiritualidad, la fuente de todos los fenómenos y el ecosistema, la Tierra, el sistema solar, la galaxia, el Universo, que existía antes de los humanos. Nacemos de esta armonía cósmica. Por lo tanto, debemos enfocar nuestra mente en la red de fuerza vital de este mundo.

Cuando hacemos esto, la principal dificultad para la gente moderna es abstraerse de los intereses egocéntricos que los unen a sus propios estándares y limitan la forma en que perciben los eventos de su vida cotidiana. Ahora es el momento para que los seres humanos trasciendan su ego y creen un mundo en armonía con la Voluntad del Universo. Este es de hecho el mayor cambio de rumbo en la historia humana, porque estamos cambiando el camino de nuestras vidas. Y esta perspectiva nos permite comprender la verdadera razón por la cual los humanos aparecieron en la Tierra.

 

Para cada ser humano que vive en el siglo XXI

El siglo XXI marca el comienzo de una Nueva Era, nos enfrentamos a una fase primordial de la larga historia de la Tierra. El milenio comenzó su viaje hacia el año 3000. No evolucionará gracias a la ciencia desarrollada durante el siglo XX. Ahora es el momento de corregir el comportamiento autocrático que desencadenó esta evolución y cambiar nuestra percepción de la naturaleza.

La Tierra ha comenzado a corregir las contradicciones que los humanos han acumulado en este planeta. Cambiar su forma de vida y corregir su dirección requiere una energía considerable de los humanos. Si eso significa pasar por desastres naturales, serán devastadores. ¿Pero realmente necesitamos sufrir tales desastres cuando estamos tan evolucionados?
 

Una revolución de la conciencia para vivir

No importa cuántos humanos destruyan este mundo, la naturaleza tiene el poder de recuperarse de la destrucción que hemos causado y devolverla a su estado original de salud. Sin embargo, llevará mucho tiempo. Es por eso que debemos usar la sabiduría humana en lugar de depender del tiempo.

La sabiduría no es algo que se puede obtener aprendiendo, en realidad es la esencia de la vida que duerme en el ADN de cada uno de nosotros y que se emana intrínsecamente. Como somos parte de la gran fuerza vital cósmica, toda la información del origen del Universo permanece en nuestro ADN espiritual. Los principios de esta sabiduría universal se expresan adecuadamente según el tiempo en que vivimos. Si la Era moderna es una locura, tendremos la sabiduría para superar esta locura. Cuando volvemos nuestra conciencia hacia la sabiduría dentro de nosotros, nuestros potenciales ocultos aumentan. Esto se debe al hecho de que la Era, impulsada por la voluntad del Universo, ya ha cambiado de dirección hacia la siguiente etapa de la evolución.

En lugar de ser sometidos a las olas del tiempo, los seres humanos deben canalizar la voluntad del Universo y juntos crear este mundo que se convertirá en un paraíso en la Tierra a través del cual se expresa la voluntad del Universo. Esto no se hará a través de sistemas de pensamiento como el capitalismo o el comunismo, que solo buscan controlar la producción de riqueza para los seres humanos. Es la revolución consciente de la vida la que derribará por completo el nivel actual de conciencia de la humanidad, lo que provocará una Era nunca antes conocida en toda la historia de la humanidad.
 
Para las personas que controlan el poder y las riquezas del mundo
Utilice su alto estatus y habilidades especializadas para hacer que este mundo sea realmente saludable. El verdadero valor del ser humano es su espiritualidad. No importa cuánto sea admirado según las distorsiones actuales de la sociedad: no es su verdadero valor. Cuando usted deja su cuerpo, se convierte en un ser espiritual y regresa al Universo. Para convertirse en un ser verdaderamente digno, tenga el coraje de guiar a la sociedad en la dirección correcta con el deseo de restaurar la relación entre lo espiritual y lo físico. Originalmente, aquellos en puestos responsables tenían que considerar seriamente el Todo (la fuerza vital de la Tierra, que incluye a los seres humanos) y tomar decisiones para crear un país orgulloso (la Tierra). Si logra recuperar un corazón tan noble, se volverá verdaderamente precioso en la vida de todos los seres vivos.
 

Despertar como Director de la Orquesta Sinfónica de la Vida en el Universo

La Tierra es un milagro del Universo. Primero, también es un milagro que el Universo se haya formado. Es un mensaje de la Gran Voluntad que se extiende mucho más allá del pensamiento humano. Por lo tanto, es natural que la existencia de este planeta sea un milagro en el Universo. Podemos llamarlo SHINPI. SHIN significa Dios y PI significa secreto del Universo. SHINPI reside en todos los rincones de nuestra vida cotidiana, pero nuestros contemporáneos están tan contaminados por sus pensamientos que no pueden creer en su existencia. Estamos inmersos en tal locura que es imposible ver que la vida es un milagro. Sin embargo, al darnos cuenta de la locura de nuestro diseño y vivir según la expresión natural de SHINPI, daremos el primer paso para eliminar las contradicciones de este planeta.

La vida más próspera en la Tierra hoy es la de la humanidad. Esencialmente, la vida es algo que crece a medida que florece. Si la esencia del Universo es la bondad, el amor y la armonía, compartiéndolo con una multitud de seres, expresamos la riqueza natural y la diversidad de la Tierra que nos conecta con nuestra red de apoyo vital. Sin embargo, ¿por qué el mundo de hoy genera tantas contradicciones a medida que la humanidad continúa creciendo? Originalmente, mientras más personas compartían abundancia, más podíamos crear y recibir la abundancia del mundo. Debemos ser conscientes de eso.

Cuando las personas escuchan la frase “Paraíso en la Tierra”, pueden tener la impresión de que es solo un mundo imaginario; imposible de alcanzar. Sin embargo, si lo miramos desde un ángulo diferente, podemos ver que el paraíso en la Tierra se acerca porque la destrucción de las contradicciones de la humanidad y los sistemas sociales existentes ha comenzado. Si siente la voluntad detrás de los mensajes que comunica la Tierra, puede ver que la intención cósmica es llevarnos a una Era utópica, que es la culminación a la que la humanidad ha tendido desde su inicio. La realización de este magnífico mundo nuevo se confía al despertar de cada uno de nosotros.

Ahora estamos alcanzando el mayor punto de inflexión cósmico en la historia humana. En este punto nos damos cuenta de que nos enfrentamos a un punto muerto en cuanto al tipo de mundo en el que vamos a vivir; como una expresión de la vida cósmica.

El ego o la cosmovisión antropocéntrica que condujo a la caída de la humanidad moderna no solo crea grandes contradicciones para nosotros mismos; pero también arroja una sombra colosal sobre el potencial de la humanidad para prosperar como miembro de la red de fuerzas de la vida en la Tierra. Ahora debemos aprender de los fenómenos inducidos por esta realidad, trascender nuestro estilo de vida egocéntrico y vivir como una expresión del magnífico ecosistema de la Tierra, que es un verdadero milagro del Universo. Podríamos decir que los humanos tienen la misión de convertirse en líderes de la vida en la Tierra, utilizando su potencial. Hace veinte años, pasamos el año 2000 y entramos en una nueva Era de este gran Universo. Ha llegado el momento de liberar todo nuestro potencial como director de esta sinfonía cósmica y vivir como una expresión de la gran diversidad de la vida en este planeta, desde una perspectiva universal.
 
Para toda la humanidad
Si su corazón resuena con este mensaje, distribúyalo libremente a las personas relacionadas con usted en su país y en su propio idioma. Por favor, despierte al propósito original del por qué los humanos nacieron en este mundo, comprenda la preciosidad de ser humano y exprese el consenso del Universo de acuerdo con su propia voluntad. Entonces se convertirá en un líder en la expansión de la red de vida de nuestro nuevo planeta. Este mensaje invita al despertar de todos los seres humanos que viven en la Tierra, porque ahora es el momento para que todos desempeñen un papel de liderazgo.

Espero tocar la belleza que se expresa en cada uno de ustedes y que es un reflejo de la belleza de esta hermosa Tierra.

 

コメントを残す

メールアドレスが公開されることはありません。 * が付いている欄は必須項目です

このサイトはスパムを低減するために Akismet を使っています。コメントデータの処理方法の詳細はこちらをご覧ください